Resonancias, recorridos y encuentros

Resonancias, recorridos y encuentros a partir del 15 de junio de 2013

Estoy aquí, porque está todavía la esperanza de que lo que me pregunto hoy no sea la única verdad posible… siempre”.

Andrés Rivera – La Revolución, un Sueño Eterno

De lo que siempre se trata es de liberar la Vida, allí donde esté atrapada o presa de un incierto combate”.

Giles Deleuze

dsc08350.jpg6vv5wjEstuve conmovido y emocionado en muchos pasajes de la Jornada de trabajo con Alberto Sava.

Y algunos de los trazos que puedo enunciar de lo experimentado, tienen que ver con los “siempre” remarcados en los epígrafes…

Hay momentos u opciones en las que lo absoluto, no es de aquello de lo que hay que despedirse (en los decires de Suely Rolnik), sino la afirmación rotunda de lo que queremos y a lo que no habremos de renunciar, desde una opción ética, política y estética…

Emociona la convicción y creatividad de una búsqueda, emocionan los testimonios, haceres  y producciones vitales de los que habitan “Comió maní? Maní comió?” (una manera de jugar con el humor y “manicomio”).

Hay otras formas de habitar la Vida, hay búsquedas que en su hacer amoroso, la rescatan allí donde hay un proyecto de muerte

Estoy lúcida, ubicada en tiempo y espacio,
por lo tanto:
sé en qué día vivo.
¿Vivo? Me pregunto,
y me entra la tristeza y me deprimo.

 

Yo soy mi historia clínica.
¿Dejé de ser mi historia, acaso?

Es muy malo preguntarse tantas cosas

que complican, además, el tratamiento.

 

Duermo. Se anota en la historia clínica.
Doctor, estoy amando…
¿Esto también irá a la historia clínica? “   HC. 13.176  Marisa Wagner

 

Si usted hace caso omiso
de nuestra sonrisa desdentada,
de las contracturas,
de las babas,
encontrará, le juro, un ser humano.
Si mira más profundo todavía,
verá una historia interrumpida,

…………
“ Consejos para Visitantes – Marisa Wagner

 

Si nuestra búsqueda es la de encontrar para nosotros y promover en otros, modos distintos a los tradicionales que nos proponen de habitar la existencia. Cuáles son las acciones que resultan más operativas para ello?

Teatros de transformación incluye, espontáneo, del oprimido, participativo, psicodrama… pueden pensarse como herramientas que se eligen en relación con la ¨”realidad” en la que se decide una intervención?

Se que no alcanza con ésto, no puede ser una acción individual… Pero empezar a producir “nosotros” desde aquí, puede ser un buen modo de comenzar …

Oscar, aún conmovido, en julio de 2013
Resonancias de la jornada de Junio de 2013.-

Resonando con Nati Q y Erica y…

 LA REVOLUCIÓN? O el devenir revolucionario? (*)

image001Teatros de transformación incluye, espontáneo, del oprimido, participativo, psicodrama… pueden pensarse como herramientas que se eligen en relación con la «realidad” en la que se decide una intervención?

En cualquiera de las opciones es necesario desplegar y atravesar un proceso de aprendizaje para disponer de las herramientas?

Las preguntas que nos habitan pueden pensarse como caminos que nos abren a múltiples y productivos recorridos?

Y resonar con las preguntas de otrxs a qué geografías nos llevan?

Diferenciar la Utopía marxista de sus herramientas de análisis y componer con las versiones que producen Deleuze y Guattari, sin renunciar a las herramientas de análisis pero criticando las experiencias concretas revolucionarias y los socialismos reales.

 

(*)Acontecimiento, devenir e historia (conversaciones) con Deleuze. Progresivamente me he ido sensibilizando hacia una posible distinción entre el devenir y la historia. Decía Nietzsche que no hay nada importante que no ocurra bajo una “nube no histórica”. No se trata de la contraposición entre lo histórico y lo eterno, ni entre la acción y la contemplación: Nietzsche se refiere a aquello que hace, al acontecimiento mismo o al devenir. Lo que la historia capta del acontecimiento son sus efectuaciones en estados de cosas, pero el acontecimiento, en su devenir, escapa a la historia. La historia no es la experimentación sino solamente el conjunto de condicione(prácticamente negativas) que hacen posible experimentar algo que escapa a la historia. En un gran libro de filosofía, Clio, Péguy explicaba que hay dos maneras de considerar el acontecimiento: una consiste en recorrerlo en toda su longitud, registrando su efectuación en la historia, sus condicionamientos y su degradación en la historia; la otra consiste en elevarse hasta el acontecimiento, instalarse en él como en un devenir, rejuvenecer y envejecer en él al mismo tiempo, atravesar todos sus componentes o singularidades. El devenir no es la historia, la historia designa únicamente el conjunto de condiciones (por muy recientes que sean) de las que hay que desprenderse para “devenir”, es decir, para crear algo nuevo. Exactamente lo que Nietzsche llamaba lo Intempestivo. Mayo del 68 fue la manifestación, la irrupción de un devenir en estado puro. (**) Hoy está de moda denunciar los horrores de la revolución. Y esto no es nuevo: todo el romanticismo inglés está lleno de reflexiones sobre Cromwell muy semejantes a las que hoy se hacen sobre Stalin. Se dice que las revoluciones no tienen porvenir. Pero ahí se mezclan siempre dos cosas distintas: el futuro histórico de las revoluciones y el devenir revolucionario de la gente. Ni siquiera se trata de la misma gente en los dos casos. La única oportunidad de los hombres está en el devenir revolucionario, es lo único que puede exorcizar la vergüenza o responder a lo intolerable.

Además:Seguir a un filósofo se trata de hacer algo con él, algo del propio trabajo y de existencia autónoma. No es un tema de comprensión y de acuerdo entre intelectuales, sino una cuestión de intensidad, de resonancia, de acorde en sentido musical.

(**) En 1984 Deleuze y Guattari dicen que mayo del 68 no existió, analizando que las experiencias de ese tiempo, no se materializaron en modificaciones institucionales y subjetivas que supusieran para Francia el cambio que proponían los movimientos del mayo internacionalmente reconocido. Y eso se lee en la “historia de las revoluciones” y el “devenir-revolucionario de la gente”. … síntomas que Deleuze y Guattari conceptualizan como “máquinas”   (lo agregado es mío)

Oscar Bureau
Resonancias de la jornada de Junio de 2013.-

 

 

 

Una práctica sin chaleco

La plena vigencia del respeto por los Derechos Humanos, así como la ampliación de los derechos ciudadanos, vienen siendo blanco de arduos debates por parte de los poderes de Estado. En este marco, hacia fines de 2010 fue sancionada la Ley Nacional N° 26657, llamada Ley de Salud Mental. Esta ley expresa un cambio de paradigma en salud mental en tanto plantea una nueva concepción de la misma, acompañada de un nuevo modelo de atención, con nuevos servicios y nuevas prácticas ejercidas por equipos interdisciplinarios, centrados en ofrecer tratamientos fuera de los hospitales monovalentes, en servicios comunitarios, teniendo la internación – siempre lo más breve posible – como último recurso y promoviendo la autonomía de quienes son atendidos en estos servicios.

Después de la intensa jornada con Sava, sigo reflexionando y tratando de correr el velo a algunas imágenes, y algunas escenas …

locuraCon respecto a la ley que regula el criterio de Salud- Enfermedad Mental, pensaba … contiene ésta la concepción de desmanicomialización planteada por Sava? Hay coherencia en las prácticas con lo que enuncia la ley? Probablemente por lo vivido, por lo que fue posible y no. Se me presenta un marco y en la tela un mundo vacío y con objetos tan pesados que terminan dominando a los personajes. La instancia que compartimos y construimos el pasado Junio con Sava, es un nuevo referente que nos permite articular nuevas formas de pensar, sentir y accionar. Y de planificar la esperanza …

Resueno con la ética de nuestro rol, no solo por lo propio sino por la multiplicación de las resonancias leídas.

Considero que es necesario un posicionamiento ideológico, hace a la ética de nuestro rol. Spinoza diferencia entre ética y moral, considera que la ética es la encargada de denunciar a la moral, de poner al descubierto la función esclavizante de los valores y normas morales y así posibilitar el despliegue de las potencias creadoras. La moral disciplina, produce una subjetividad según las expectativas del poder y acota a los hombres en una individualidad determinada. De “La ética en la formación de psicodramatistas” Escrito colectivo producido por miembros de la S.A.P. (Sociedad Argentina de Psicodrama) en mayo de 2003.

Al servicio de quienes estará nuestra tarea? Trabajaremos para invisibilizar o para promover espacios de protagonismo? Cuando Pichón Riviere decía “ A armar quilombo “ se refería a crear condiciones para que lo silenciado tenga palabra. Pensaba que solo así los grupos, las instituciones, los colectivos pueden escribir su historia.

Los hospicios … el manicomio … Las historias contadas por medio de poemas, no son solo de otros, contienen aspectos de nuestra historia, tal vez un padre … una madre … un amigo … una se vuelve otra después de aquella mirada, esa que te mira del otro lado, que te penetra, que atraviesa y te configura. Hay que fortalecerse para mirar esos ojos, esa figura que conocías, ya no es la de antes … ahora es espigada, mas alta … la delgadez de la locura se quiebra como un junco acariciando el suelo, la desnudez de los cuerpos nada tiene que ver con los valores y normas que regulan la conducta humana, solo te cuentan que rompieron con algo o con mucho de la realidad …

Ana Quercia
Resonancias de la jornada de Junio de 2013.-

La máxima expresión del alma en un mundo de incomprensión

RESONANCIA ABRIL PSICODRAMA TEMPORADA 3

Un choque interno y externo, ¿lógico?, ¿esperable?, ¿comprensible?… ante el cambio. No sabemos quién es nuevo, quién es viejo, es relativo. Acaso ¿hay algo que no sea relativo en esta realidad? La sensación de siempre, ya conocida, de hogar, de hermandad que habíamos construido estos dos años se vió desafiada. ¿Estamos realmente dispuesto a ser hogares móviles y darse esa calidez a todo Ser que convoquemos en nuestra realidad? Este año se inició desafiante el dispositivo. Me dispongo a la pausa, al silencio interno y navegar en lo nuevo, aceptar lo que no me agradó y el aire tajado, rellenarlo con amor. Deseo a fin de año que el abrazo caracol sea entonces más contundente aún.

Pame.

 

RESONANCIA JUNIO PSICODRAMA TEMPORADA 3

Momento Alberto Sava

941171_592877880756839_600920603_nQuiero agradecer profundamente este encuentro, fui literalmente atravesada por un mar de emociones y pensamientos productivos. La impotencia y la auto exigencia se hicieron eco en todo mi cuerpo máquina… “que poco hago en este pequeño mundo”… angustias, dolores, fuerte nudo constante en mi garganta y honor, honro a personas como Sava…

¿Y qué es la locura sino la máxima expresión del alma en un mundo de incomprensión?

La parte de la tarde fue hermosa, con Vane nos atrapó el teatro y el juego no lo hicimos del todo como fue propuesto, aún así me sentí impregnada por la realidad modificable, por esta acción-reacción inevitable y esa represión en que todavía estamos sumergidos incluso de manera más que disfuncional, confundimos orden con represión…

Sava me remontó a mi primer y fallido encuentro con una analista que me recomendó internarme por tener contacto con otros planos no tangibles… me remontó a mi intento de formar parte de una ong para incluir nuevamente a pacientes con diagnósticos esquizo, y a pesar de mi completamente voluntaria e incondicional participación en el área que sea no me permitieron estar por no tener un título universitario… que alivio, que bálsamo a mi consciente que existan personas como Sava y el equipo magnífico que lo acompaña, que exista un dispositivo tan vanguardista como psicodrama donde el devenir de la transformación trasciende la ilusión de las etiquetas, estas malditas etiquetas… que sólo tratan a veces de enmascarar una muy dañada autoestima, pero ya es momento de retomar y asimilar la idea que somos plenitudes en potencia y para eso solamente necesitamos animarnos a Ser.

Pamela Bailo Giordana
www.pamelabailogiordana.com
Resonancias de la jornada de Junio de 2013.-

Resonancia

(que costó, hubo muchos movimientos…) – 05/07/13

Variet_Borda_134La renovada proximidad con el Frente de artistas y la propuesta desmanicomializadora hizo vibrar y remover algunas potentes experiencias que me atravesaron y pasaron en algún momento, y que también atraviesan y rodean actualmente.

Entre todo este cúmulo creo que lo primero que apareció en mi sentir/pensar fue la frustrada intentona de convocar y lograr acercar el frente y su actividad a la Ciudad (Junín, la mía, je) para ver que se movía y hacía algún ruido en las prácticas en salud mental que se llevaban a cabo en ese momento, la mayoría de ellas desde una postura “medicinal” y cerrada. A este intento lo movilizó una marcada actitud crítica que tenía el grupo “C.E.Psi”, la Comisión de Estudiantes de Psicología a lo que no nos conformaba y se nos aparecía como abordable desde otra forma, para lograr posibilidades distintas de trabajo y de vida (yéndonos un poco a la mierda como casi siempre!).

Luego de esto me vinieron imágenes de Miriam, quién era en ese momento una de las coordinadoras de la Red de Arte y Salud Mental, (escritora, externada del servicio de S.M. del Hospital) con quién empezamos algún tipo de colaboración que luego fue disolviéndose. Inmediatamente el rostro de Alejandra, quien llevaba a cabo un taller de pintura en el mismo hospital habiendo sido paciente ahí también, taller que sostuvo hasta que excusas más, excusas menos, terminaron sacándole al taller el espacio que ocupaba, y ella dejó de visitar semanalmente a los pacientes para compartir con ellos la pintura.

Pasados estos instantes, estas imágenes y sentires, me tocó leer, y la verdad que se me hizo un nudo la garganta, me apareció una foto de un atardecer que saqué desde la ventana del “Office” del segundo piso de la clínica, por suerte luego la lectura y el recorrido propuesto por esas palabras sirvieron de eje o línea y en esa dirección pude seguir recorriendo.

Ya por la tarde, comenzando a compartir el Teatro Participativo, mientras Sava hablaba del mismo como una forma de intervenir en la realidad, se me presentó alguna pasada charla y alguna actividad de la época de la Comisión, en la pretendíamos, mediante escuchas casuales hacer una observación de que era lo que acontecía en lo social y podía pescarse por la calle. El método era caminar, e ir escuchando detrás de personas que iban hablando, cuál era el tema, de qué hablaba la gente para luego registrarlo; luego volamos un poco más y entonces nos propusimos sumar algún intento de cotejar lo que los medios trasmitían, en el momento de los registros…, como tantas otras cosas los esporádicos y poco organizados intentos y el método fueron dejados de lado con el transcurso del tiempo. Lo cuento  porque tal vez pueda sernos útil alguna vez…

Que potente resultó la propuesta, intervenir en la calle, romper momentáneamente con algo la vorágine que parece enfrascar el minuto a minuto de todo el mundo, de todos nosotros, la que hace que si alguien camina demasiado cerca nuestro enseguida aparezca nuestro polo paranoico y una buena parte de nuestras líneas, duras mayormente, se nos calcen y empecemos a desconfiar, a suponer el inminente robo o algo peor … creo que debería proponerse como pedido a nuestros gobernantes, medios, empresas y etcs,  sean quienes sean, que le aflojen un poco a la paranoia, porque la verdad, lo esquizo, aunque asusta por el nombre, es una forma más relajada, más creativa de transitar la vida, aunque sea necesario el otro polo para que los efectos de este se sientan más (creo!)…

Pero claro, esto no tiene la intención de ser una rememoración ni, como diría Dolina un “¡Hay si hubiera sabido!” así que por allí lo oigo que entra don Bergson, hablando del tiempo, del presente, el pasado y el ahora, y de cómo lo que solemos poner detrás, nuestro pasado, quién convive todo el tiempo con nuestro hacer, y está ubicado a nuestro lado, ahora. Creo que recién en este momento (de la escritura) pude ser afectado por algo de esto que leí y releí  varias veces ?a don Bergson.  Es decir, de esta jornada/ENCUENTRO me queda presente la necesidad de repoblar algunas zonas y actividades que habían ido desertificándose en mi… ¿práctica?, ¿vida?… ¿serán distintas?

Richard
Resonancias de la jornada de Junio de 2013.-

¿Se hace arte si no se ficciona?

La jornada me dejó interrogantes en relación a mi presente-futura práctica pretenciosa de transformar la realidad. Los que elegimos el psicodrama: ¿Qué realidad transformamos cuando intervenimos en ella? Si ficcionamos la realidad ¿qué transformamos? Y en todo caso ¿cuál es la “utilidad” (entrecomillo porque no se trata de utilitarismos) de ficcionar la realidad? ¿Revolucionamos cuando hacemos de la realidad una ficción? ¿Qué tratamiento hacemos de la realidad?

¿Se hace arte si no se ficciona? ¿Qué es el arte?

1000494_1391550794396326_50506118_nDos palabras quedaron resonando en mí en ese rico debate entre el psicodrama y el teatro participativo: Ficción/realidad (o realidades)… dos formas de hacer con el otro en un escenario –en cualquiera de las dos instancias- creado para transformar. Podríamos decir entonces que siempre hay creación, incluso si no hay ficción, incluso si intervenimos sobre y desde la realidad.  ¿La diferencia entre la inercia de vivir cada día la realidad y ser intervenido sobre la realidad es dada por la conciencia que tenemos sobre esto? ¿Es esta inercia la que pretende hacer temblar el teatro participativo?

Quizás no puedo desprenderme del preguntar que categoriza, pero me apareció el interés por imaginar modos de intervenir distintos en realidades distintas, teniendo en cuenta (o eso por lo menos para mí) que realidad y ficción son, ambas, realidades.

Sava nos dice, en relación al Teatro Participativo:

En ese dispositivo se intenta transgredir todos los comportamientos y vínculos corporales sociales convencionales, para buscar nuevas formas de expresión, de creatividad y comunicación a través del cuerpo, de la comunicación con el cuerpo, porque el cuerpo siempre habla… el cuerpo siempre comunica.

Entiendo sobre esto, la posibilidad de “desadormecer”, despertar la potencia,  las palabras corporales,  las vibraciones, los estares,  siendo yo mismo (el que soy sólo hoy), aquí y ahora en mi realidad, la que elegí (o la que no elegí) ahora para transitar… ¿Con qué criterios elegir un instante donde intervenir desde el teatro participativo para producir algo del orden de lo intempestivo, del acontecimiento? No se, de todos modos, si esa es la pregunta que me quiero hacer.

¿Es este tipo de propuesta la que permite intervenir y revolucionar realidades duras en las cuales sería dificultoso hacer arte, crear,  desde la ficción? ¿Es acaso una elección ideológica? ¿Son las dos cosas y por tanto, coherentes entre sí?

Me pregunto esto y algunas cosas más, incluso intentando escaparle a mi ser marxista tan arraigado para pensar un más allá de la realidad material.

Siento que en este enredo de preguntas que quedaron resonando en mí (ahora que las escribo, con un poco más de cuerpo) se puede abrir nuestro abanico de posibilidades a la hora de pensar nuestra práctica cotidiana como “trabajadores de la transformación”.

Nati Q
Resonancias de la jornada de Junio de 2013.-

 

 

 

Aprendiendo a vivir se va la vida

…loca ella… loco yo… (como dice la Balada para un Loco de Piazzolla)

Pregunto… quiénes son los locos y dónde están… (eso me quedó resonando)

Hermoso trabajo el de Alberto! aunque nada fácil. Vocación pura y amor.

Debo confesar que sentí orgullo de mi profesión. Eso de la crítica de la vida cotidiana y de transformación de la realidad (adaptación activa –salud- según Pichón).  «Ciencia de las interacciones orientadas hacia un cambio social planificado. La psicología social que postulamos tiene como objeto de estudio el desarrollo y transformación de una relación dialéctica, la que se da entre estructura social y fantasía inconsciente del sujeto, asentada sobre sus relaciones de necesidad. Dicho de otra manera, la relación entre estructura social y configuración del mundo interno del sujeto, relación que es abordada a través de la noción de vínculo».

Y… por algo andamos este camino… y… Alberto además agregó el teatro participativo como otra forma más de transformación.

Enseñaje. Aprender a aprender. Aprender a pensar. Integración pensar sentir hacer. Superación de la estereotipia. Saneamiento comunicacional.

Quizá de eso se trate y… como decía mi papá… “aprendiendo a vivir se va la vida”

Erica Carina Bogdanowicz
Resonancias de la jornada de Junio de 2013.-